viernes, 20 de noviembre de 2015

CH CH CH CH CHANGES



He hecho muchos cambios (como cuando Quinn Morgendorffer se vistió de negro para ser una persona profunda, pero menos drama). Estamos en una era donde todo se comparte en Internet, desde qué desayunaste hasta el concierto en el que estás en el instante en que posteas una foto. Hay cosas que yo no he compartido, no subo fotos cuando estoy saliendo con alguien, escribo poesía en secreto, tengo amigos que ni siquiera tienen Instagram y los adoro por eso, porque hay un punto donde uno debe dejar cosas en privado, o si no que fome compartir el 100% de tu vida. Este año ha sido super bizarro... En un video que subí hace como un mes hablé muy vagamente sobre muchos cambios que he estado haciendo, no quise ahondar en el tema porque habría estado hablando setecientas horas, pero en los comentarios vi que muchas personas se interesaron en saber de qué cambios estaba hablando específicamente. Prefiero escribirlo acá que hablarlo, para ser mucho mas precisa y evitar irme por las ramas. Además temo que si fuera un video, se podría llegar a pensar que me estoy expresando de una manera dictatorial, tipo “lo que estoy diciendo es la verdad y es lo que tienen que hacer”, y que lata, me carga cuando la gente habla así, por eso prefiero resumirlo acá:

jueves, 15 de octubre de 2015

Brunch en el Café de la Candelaria






El desayuno es mi comida del día preferida. Si el fin de semana puedo quedarme un rato extra durmiendo y ya no es hora de desayunar, nace el maravilloso brunch: una tradicional comida muy popular en Estados Unidos, Gran Bretaña y España, que toma lugar entre el desayuno y el almuerzo (por lo general al mediodía). Con mi familia somos fanáticos de los brunch porque mezclas tortas con pan y frutas en el mismo plato, es como “picotear” muchas cosas sin tener que comer demasiado. 

martes, 17 de febrero de 2015